loader

Se propagan los dirses en el norte de España

 

12 de febrero de 2020

La Rioja logra, en apenas unos meses, y coincidiendo con su presentación oficial en la región, abandonar la etiqueta de “delegación provisional de DIRSE”, tras haber superado la cifra mínima de 5 socios en esta Comunidad.

El 25 de junio de 2019, Maite Seoane, responsable del Departamento de Formación, Empleo y RSE de la Federación de Empresas de La Rioja (FER), pasó a ser la nueva delegada de DIRSE en este territorio. Con Maite alcanzamos, en aquel momento, la cifra de 12 delegados territoriales siguiendo el objetivo de expansión geográfica establecido en nuestro plan estratégico 2017-2019. Para desarrollar su labor de acercar la actividad de la entidad a los socios de la región y ampliar la base social de DIRSE, Maite cuenta con el apoyo de otro socio de la región, José María Marcolaín.

Coincidiendo con este nuevo estatus de la delegación, se celebró hace apenas unas semanas, el 28 de enero de 2020, en Logroño, la presentación del II Estudio de la función dirse, que supuso el primer acto de la delegación DIRSE en La Rioja, cuya vocación es crecer en la región y contribuir al cambio de la mentalidad del tejido empresarial riojano. De este modo, el dirse se abre camino en la empresa española y DIRSE lo hace en La Rioja. La delegada de la región defiende que “el impulso de la figura del dirse es más necesaria que nunca para abordar los grandes procesos de cambios a los que se enfrentan las empresas. La transformación digital requerirá también de un cambio cultural que colocará a las personas en el centro, justo donde las sitúa la RSE”. 

Durante la presentación del Estudio en Logroño, se celebró una mesa redonda en donde los socios de DIRSE en la región aterrizaron las conclusiones del estudio a la realidad del tejido empresarial riojano desde su experiencia profesional, donde destacaron que la figura del dirse no es solo cosa de las grandes empresas sino que puede trasladarse a la escala de la pyme riojana, la cual tiene, además, una gran ventaja con respecto a la gran empresa, y es que no está tan compartimentada (los trabajadores se conocen todos), por lo que le puede ser más sencillo integrar transversalmente la RSC e incorporarla a la cultura de la empresa como filosofía.

 

 

Previous Post
Next Post
X