loader

Y SIGUE EL PROCESO DE REVISIÓN DE LA DIRECTIVA EUROPEA DE LA EINF

2 diciembre 2020

 

El pasado 13 de noviembre el Grupo Asesor Europeo de Información no financiera (EFRAG) presentó dos informes de situación en respuesta al mandato impuesto en julio del 2020 por la CE para recibir asesoramiento técnico en relación con posibles normas de información no financiera de la UE para la revisión de la Directiva de información no financiera.

 

Tras la fase de consulta pública de la Directiva de Información No Financiera (DINF) y de cara a la elaboración de una propuesta legislativa en el primer trimestre de 2021, la CE recomendó al Grupo Asesor Europeo de Información no financiera (EFRAG) que llevara a cabo un trabajo preparatorio para la elaboración de posibles estándares de información no financiera de la UE. El trabajo preparatorio lo lleva a cabo un grupo de trabajo del proyecto de múltiples partes interesadas (PTF-NFRS) designado por el Grupo Directivo del European Reporting Lab @ EFRAG (European Lab) y se espera que esté terminado a principios de 2021.

 

El pasado 13 de noviembre 2020 el EFRAG presentó dos informes de situación en respuesta a este mandato impuesto en Julio del 2020 por la CE para recibir asesoramiento técnico. Por un lado, de acuerdo con los requisitos del mandato, el PTF-NFRS presentó un informe de progreso, proporciona una vista de la organización y las actividades de PTF-NFRS hasta el 31 de octubre de 2020, y los puntos de evaluación de alto nivel preliminares que surgen de la fase de evaluación del proyecto (fase I), que aún está en proceso de finalización.

 

En la fase II (que durará hasta finales de diciembre de 2020), se diseñarán posibles escenarios, se elaborarán recomendaciones detalladas y se iniciará la fase divulgación formal y la fase III (que comenzará en enero de 2021), servirá para ultimar las recomendaciones e integrar los comentarios de las partes interesadas clave antes de la entrega del informe final antes del 31 de enero.

 

Como parte del trabajo del EFRAG y con el objetivo de involucrar a las partes interesadas, se acaba de publicar un documento de consulta sobre su proyecto de asesoramiento a la Comisión Europea sobre el artículo 8 del Reglamento sobre taxonomía, cuyo plazo para revisar comentarios por escrito finaliza el 4 de diciembre.

 

El segundo informe publicado, se centra en la posible necesidad de cambios en la gobernanza y financiación del propio EFRAG en el contexto del posible desarrollo de estándares europeos de información no financiera.

 

Ver Informe

 

PRINCIPALES CONCLUSIONES DEL INFORME DE PROGRESO DEL EFRAG

 

 

A1. EL SISTEMA DE INFORMACIÓN NO FINANCIERA DE LA UE: IMPULSO Y DESAFÍOS PARA ALINEACIÓN Y ARMONIZACIÓN.

El establecimiento de un conjunto bien definido de principios y datos no financieros pertinentes, fiables y comparables alineados con las políticas de la UE es un requisito previo para el éxito del impulso actual en las políticas de divulgación no financiera de la UE.

Se detecta un impulso significativo en el número y el carácter innovador de los requisitos relativos a la información de EINF.

El ecosistema de divulgación no financiera de la UE parece cada vez más completo, pero también complejo, con posibles incoherencias que surgen en términos de alineación horizontal (requisitos de un preparador de datos determinado) y alineación vertical (salidas de datos de preparadores de datos no alineados con las obligaciones de presentación de informes de los usuarios de datos).

Existe la necesidad de definiciones más homogéneas y claras, principios y normas de preparación de datos en apoyo de una serie de requisitos de divulgación de la UE. La actual falta de procesos sistemáticos de verificación, en particular antes de su publicación, puede obstaculizar la fiabilidad de los datos.

Las aclaraciones a través de definiciones sólidas, principios y normas pueden abordar y mitigar posibles incoherencias en todos los requisitos de divulgación, tales como: tratamiento diferente de la evaluación de la materialidad entre las regulaciones, nuevas áreas de divulgación emergentes abordadas de diferentes  maneras a través de las reglamentaciones; algunos reglamentos de la UE adoptan enfoques sectoriales (o específicos de clase de activos), además de los requisitos genéricos, para mejorar la pertinencia de las divulgaciones. Las consideraciones de proporcionalidad están integradas en algunos reglamentos (por ejemplo, Directiva EINF y, en consecuencia, el artículo 8 de la UE en taxonomía y la FDR) y están ausentes de otros, mientras que los efectos de goteo sobre las pymes no se abordan sistemáticamente.

 

 

A2. LA CONTRIBUCIÓN DE LAS INICIATIVAS EXISTENTES

Es necesario adoptar nuevas medidas de evaluación para clasificar y evaluar las iniciativas y los datos específicos sobre la base de criterios sólidos.

Se han identificado cerca de 100 iniciativas pertinentes que actualmente están realizando análisis detallados. Tal situación ilustra una tendencia significativa, y en constante aumento, hacia el desarrollo de nuevas referencias, sugerencias o recomendaciones de información no financiera. Sin embargo, esta tendencia abarca una variedad de enfoques que, al proporcionar diferentes opciones para diferentes situaciones de la empresa, también hacen que las elecciones y la implementación sean difíciles y costosas para las entidades de notificación y dificultan la confiabilidad y la comparabilidad.

Se detecta que se están llevando a cabo esfuerzos de convergencia y armonización entre algunas iniciativas.

La noción de “impactos positivos” sigue siendo vaga y no corresponde al lenguaje normalizado entre diferentes partes interesadas e iniciativas. Además, algunas iniciativas se centran en indicadores intangibles (pero en su mayoría bajo enfoques experimentales) con el fin de concentrarse en lo que actualmente no se captura como información financiera.

 

 

A3. ORIENTACIONES CONCEPTUALES CRÍTICAS

Se han identificado importantes esferas de diferenciaciones conceptuales que sugieren la necesidad de confirmación o aclaración para proporcionar una orientación clara para la fijación de normas.

Una estructura clara y concisa también ayudará a desarrollar una taxonomía de datos para la necesaria digitalización de la sostenibilidad.

Se detecta una dificultad de aplicar y poner en práctica el concepto de doble materialidad de manera coherente con los objetivos la Directiva de EINF. Esto se debe probablemente a la falta de herramientas adecuadas para hacer frente a los desafíos de la implementación operativa de la doble materialidad.

Los enfoques estandarizados pueden dejar flexibilidad para introducir elementos de información específica de la entidad. Sin embargo, podrían reducir la comparabilidad.

Los diferentes tipos de información no financiera no siempre están claramente definidos. Es necesario definir mejor las especificidades de la información no financiera dentro de los límites de un enfoque integrado, existe el riesgo de centrarse excesivamente en la información no financiera expresada en términos monetarios y cuantitativos y de percibir la información no financiera simplemente como una extensión de la información financiera.

La calidad actual de la información no financiera y la presentación de informes no financieros no satisface las necesidades extremadamente diversas de los usuarios y se ha demostrado que es insuficiente en comparación con los objetivos establecidos. La brecha se considera generalmente significativa.

La adopción de principios de calidad parece ser un requisito previo para alcanzar el nivel de calidad necesario para la información y la presentación de informes no financieros adecuados, alineados con los conceptos adoptados y similares a los definidos para la información financiera.

Se considera importante dar a los preparadores tiempo suficiente para la transición hacia el cumplimiento de las expectativas del reporte no financiero.

 

A4. LOS DESAFÍOS DE LA INTERCONEXIÓN DE LA INFORMACIÓN FINANCIERA Y NO FINANCIERA

El principio de interconectar la información financiera y no financiera es ampliamente compartido, pero sigue siendo técnica y operativamente difícil crear una relación fluida entre la información financiera, que tiene límites claros, y la información no financiera, para la cual los conceptos clave todavía están en desarrollo.

La interconexión de la información financiera y no financiera parece ser una característica clave para la calidad de los informes corporativos. Es necesario considerar la inclusión de la conectividad como un principio general de calidad.

La mayor fortaleza de los informes financieros proviene de la existencia de un marco conceptual robusto y generalmente aceptado.

No hay directrices suficientes para garantizar una presentación adecuada de las cuestiones en los límites de la información financiera y no financiera (como deficiencias o activos intangibles), para evitar lagunas o solapamientos, y para organizar sinergias (continuidad/coherencia) en ambos sentidos. Algunas cuestiones prioritarias para abordar en relación con el desafío de la interconexión sería: indicadores monetarios o información que se considere no pertinente para la información financiera per se, pero pertinente para fines de información no financiera; indicadores monetarios con atributos ESG; análisis de escenarios; valoración de impacto; cuantificación de riesgos e información narrativa relacionada con capitales distintos del capital económico.

 

 

A5. LA SITUACIÓN ESPECÍFICA DE LAS INSTITUCIONES FINANCIERA

El doble papel de las instituciones financieras como preparadores y usuarias de información no financiera pone de relieve los desafíos de sus obligaciones en la presentación de informes, especialmente en sus principales impactos indirectos, y exige un esfuerzo significativo en cuanto a la disponibilidad y la cualificación de los datos.

Las reglamentaciones prudenciales que introducen requisitos de presentación de informes no financieros se desarrollan independientemente de otras disposiciones de informes no financieros, dejando vínculos y sinergias evidentes entre los dos en gran medida sin abordar. Además, la implementación, el calendario y los requisitos de los diversos reglamentos se consideran un área de mejora.

Las instituciones financieras son al mismo tiempo preparadores y usuarios clave de información no financiera. Por un lado, se les pide que divulguen los impactos generados por sus propias operaciones (impacto directo), mientras que por otro lado se les pide que divulguen los impactos derivados de sus productos, servicios e interacciones con los clientes y terceros (impacto indirecto). Este último aspecto de la presentación de informes no financieros de las instituciones financieras parece ser el más crítico de los dos.

En esta etapa, la financiación sostenible se centra en las actividades y productos de inversión, haciendo hincapié en cuestiones relacionadas con el clima, en particular en la mitigación y adaptación al cambio climático, en consonancia con las políticas públicas europeas. En este ámbito, conviven múltiples definiciones, metodologías de clasificación y cálculo para los indicadores climáticos. Falta o está en desarrollo la aclaración y armonización de dichas definiciones y metodologías (SFDR RTS). Además, más allá del clima, otros temas ambientales (incluidos los otros cuatro objetivos ambientales definidos en el Reglamento sobre taxonomía), y los temas sociales y de gobernanza, están menos desarrollados en este momento y necesitan una integración más amplia.

Las disposiciones relativas a la presentación de informes no financieros para la banca y los seguros de las reglamentaciones no financieras europeas existentes y futuras son relativamente menos avanzadas que las de las actividades de inversión.

Otro desafío del doble papel de las instituciones financieras radica en el hecho de que, para poder informar sobre el impacto indirecto de sus actividades, las instituciones financieras dependen enteramente de la disponibilidad y la calidad de los datos no financieros que pueden obtener de los inversores. Estos destinatarios de inversión están sujetos o no están sujetos a requisitos similares de presentación de informes no financieros, o a cualquier requisito de presentación de informes no financieros, como las micro y pequeñas entidades, por ejemplo. Además, la existencia de múltiples marcos y normas utilizados por las empresas informantes no fomenta la comparación. Abordar esta brecha parecería ser una prioridad.

Las instituciones financieras deben realizar un análisis fundamental del rendimiento de las actividades económicas realizadas en relación con la taxonomía de la UE. La orientación clara y coherente en torno a la información sobre la visión de futuro y la medición del rendimiento es un factor clave de éxito para que las instituciones financieras desempeñen su papel en la estrategia europea de financiación sostenible.

 

 

A6. INCOHERENCIA EN LAS PRÁCTICAS, REQUISITOS Y SISTEMAS DE PRESENTACIÓN DE INFORMES

El gran y creciente número de requisitos y disposiciones relativas a la presentación de informes, junto con su heterogeneidad (en alcance, objetivo, aplicación -voluntaria u obligatoria-, tecnología, etc.), son una fuente de numerosas incoherencias en las prácticas de presentación de informes. En última instancia, no aborda las necesidades de los usuarios, al tiempo que constituye una carga para los preparadores de información no financiera, cuyas especificidades y capacidades (desde las grandes empresas hasta las pymes) no se han considerado suficientemente.

Las disposiciones de presentación de informes que persiguen objetivos diferentes para los diferentes usuarios no proporcionan una orientación coherente sobre qué información informar (alcance, amplitud, profundidad), cómo y dónde: por un lado, las empresas no están seguras de si proporcionan información no financiera que sería considerada de buena calidad por los usuarios y, al mismo tiempo, ser relevante para sus principales impactos, riesgos o políticas. Por otro lado, los usuarios, encuentran dificultades para localizar y a veces dar sentido a los datos reportados. Esta situación se complica aún más por la falta de requisitos uniformes para el seguimiento del cumplimiento y la verificación independiente de los datos.

Las divulgaciones no financieras han aumentado significativamente de una manera algo desenfocada.

Los esfuerzos de las entidades informantes tienden a orientarse a describir las políticas en lugar de centrarse en los impactos de esas políticas y poner de relieve el vínculo entre “riesgos, políticas e impactos”.

Actualmente, las disposiciones sobre informes no financieros tienden a centrarse en las empresas grandes y cotizadas, lo que significa que no se satisfacen las necesidades de algunos usuarios.

Las próximas nuevas disposiciones relativas a la presentación de informes no financieros para las empresas grandes y cotizadas no deberían simplemente reducirse en lo que respecta a las pymes. En cambio, se espera un enfoque adaptado hacia las pymes.

Desde una perspectiva de digitalización, el ecosistema de informes no financieros se diversifica de muchas maneras, inflando los costos, creando riesgos operativos y de cumplimiento y, en última instancia, obstaculizando el acceso.

En la UE actualmente no existe una taxonomía digital de datos no financieros que permita un acceso eficiente y coherente a dichos datos no financieros (con la excepción de España, aunque incluso la taxonomía española es poco utilizada en la práctica).

Esta gran falta cohesión en estándares y taxonomía (digital) da como resultado mayores costos de entidad y regulación en términos de tiempo y recursos. También debilita la auditabilidad de la información y aumenta los riesgos debidos al aumento de la subjetividad, las diferencias en las interpretaciones, la desinformación y el incumplimiento parcial involuntario o el incumplimiento.

Las mismas incoherencias e insuficiencias se aplican a los controles de acceso, las reglas de validación y las especificaciones del formato de datos. Estas diferencias y brechas aumentan la complejidad y desafían la utilidad de un ecosistema de cumplimiento.

 

 

 

Previous Post
Next Post
X

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros a efectos de realizar tareas de seguimiento, ofrecer contenidos personalizados y para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Si quieres, puedes cambiar las preferencias de tu navegador o ampliar información sobre las cookies usadas aquí. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar