Noticia

Informes y Estudios

LAS METODOLOGÍAS DE MEDICIÓN DEL IMPACTO DE LA SOSTENIBILIDAD

Madrid, 26 de junio de 2024.

El mundo corporativo está experimentando grandes transformaciones hacia un entorno económico más justo y sostenible. Un desafío crucial en este camino es mejorar la integración de los efectos externos de las actividades empresariales en la gobernanza corporativa, la toma de decisiones, la planificación y las divulgaciones. Ignorar los efectos externos, tanto positivos como negativos, en la economía global puede llevar a distorsiones en los precios de mercado. Por lo tanto, identificar el verdadero valor o costo real de los modelos de negocio se vuelve cada vez más importante.

En los últimos años, diferentes empresas se han centrado en calcular y evaluar en términos monetarios los efectos externos o “impactos” de sus actividades en la sociedad y el medio ambiente. El objetivo final es la convergencia de capital financiero, humano, social y natural en un sistema unificado, de acuerdo con el principio de doble materialidad, alineando las actividades corporativas y la inversión con el concepto de creación de valor sostenible. En este sentido, desde DIRSE hemos preparado un resumen del informe “Impact Valuation Sprint 2024”, realizado por Value Balancing Alliance, sobre la importancia de las diferentes metodologías de medición del impacto de la sostenibilidad en cada una de las áreas ESG (ambiental, social y de gobernanza).

 

RESPUESTAS A LOS CAMBIOS REGULATORIOS Y DEL MERCADO: EL ESTUDIO "IMPACT VALUATION SPRINT 2024"

En los últimos cinco años, el movimiento hacia la Contabilidad de Impacto ha ganado nuevo impulso. Legisladores como la Comisión Europea, organizaciones internacionales como la OCDE y gobiernos en Alemania, Reino Unido, Francia y Japón están implementando medidas regulatorias específicas. Entidades como GRI y EFRAG están abordando los efectos financieros de la sostenibilidad y discutiendo las aplicaciones potenciales de la Contabilidad de Impacto en los análisis de materialidad.

La necesidad de transparencia y comparabilidad de resultados ha llevado a varios desarrollos clave en el mercado. Bajo la guía de la Capitals Coalition, se estableció la Value Commission para impulsar la transparencia y responsabilidad en el uso de factores de valor por parte de los organismos de normalización y otras organizaciones. Además, la Fundación Internacional para la Valoración de Impactos (IFVI) se unió a Value Balancing Alliance (VBA) para desarrollar una metodología de contabilidad de impacto de mejor práctica que sirva como base global para la toma de decisiones y divulgación de impacto.

En respuesta a los cambios regulatorios y de mercado, y la experiencia del piloto Impact Sprint junto con la Universidad de Oxford y la Universidad de Ciencia y Tecnología de Hong Kong (HKUST), se realizó otro sprint para ofrecer una visión actualizada de la Contabilidad de Impacto desde un punto de vista práctico. En el informe “Impact Valuation Sprint 2024”, se busca destacar el estado actual de las oportunidades y desafíos en la práctica, con el objetivo de aumentar la conciencia sobre la Contabilidad de Impacto entre diversos stakeholders, acelerar su adopción e informar los diferentes procesos en el campo de la normalización e integración.

El documento resume los resultados de ocho diálogos informales organizados entre corporaciones, el sector financiero, organismos públicos y proveedores de valoración de impacto sobre la evaluación del valor de una empresa para la sociedad, considerando factores de valor ambiental y social. El ejercicio tuvo dos propósitos:

  • Integrar la valoración de impacto dentro del entorno del mercado financiero sostenible para entender los casos de uso relevantes.
  • Obtener una mejor comprensión de las principales similitudes metodológicas en la identificación de factores de valor material y datos de actividad vinculados.

La valoración de impacto se distingue de las prácticas convencionales del mercado en varios aspectos clave:

  • Extiende el horizonte de riesgo más allá de los típicos cinco años, permitiendo una evaluación más completa de las implicaciones a largo plazo.
  • Facilita una evaluación equilibrada entre diferentes sectores, impulsores de impacto y proyectos, fomentando una comprensión matizada de las contribuciones sociales y la comparabilidad con la información financiera tradicional a través de la monetización.
  • Incorpora datos de la cadena de valor indirecta, abarcando factores que atraviesan diferentes niveles.

El mecanismo operativo de la valoración de impacto se basa en una metodología de medición y valoración de impacto simple, multiplicando los datos reportados en métricas de actividad por factores de valor de impacto correspondientes para derivar el impacto valorado.

Varios desafíos surgen en la navegación del panorama de la valoración de impacto, como la disponibilidad limitada de datos granulares, particularmente en cuanto a métricas de actividad y factores de valor, y la existencia de múltiples enfoques de valoración de impacto, lo que dificulta la comparabilidad entre evaluaciones.

Se han propuesto varias soluciones para abordar estas complejidades, incluyendo un equilibrio estratégico entre metodologías de abajo hacia arriba y de arriba hacia abajo, aprovechando tablas de entrada-salida e inteligencia artificial para superar las limitaciones de granularidad de datos, mejorando así la precisión y fiabilidad de las evaluaciones de impacto.

Para comprender mejor el panorama de la contabilidad de impacto y los casos de uso que aplican los factores de valor, el documento se estructura de la siguiente manera:

  • La primera parte introduce brevemente la valoración de impacto como concepto.
  • La segunda parte documenta las técnicas y metodologías de valoración de impacto aplicadas por los proveedores de valoración de impacto.
  • Los capítulos individuales se introducen con una descripción general y una descripción relevante de los factores de valor individuales y los datos de actividad, seguidos de descripciones separadas para cada técnica de valoración por factor de valor y nombre del proveedor.

Diferentes metodologías evalúan los datos de actividad medidos, considerando externalidades como costos de mitigación o daños, así como métricas objetivas de bienestar, como la salud, y medidas subjetivas de bienestar. Los precios de mercado suelen ser insuficientes debido a la falta de mercados, excepto en los mercados de créditos de carbono. Algunos métodos evalúan los costos involucrados en la creación de productos o servicios más allá de las dinámicas del mercado. Marcos como los de IPCC e IPBES guían el análisis de costos generales, ambientales y sociales, según sea aplicable.

La segunda versión del proyecto "Impact Valuation Sprint" reúne a expertos del ecosistema de impacto, entidades corporativas, mercados financieros y el sector público, trabajando juntos para avanzar en el desarrollo de la valoración de impacto.

La valoración de impacto eleva los parámetros no financieros al mismo nivel de relevancia que los parámetros financieros. Entre los beneficios generales de la valoración de impacto, encontramos la comparabilidad a través de las dimensiones de impacto social, ambiental y económico para la toma de decisiones. Gracias a la valoración de impacto, en lugar de considerar una variedad de parámetros "no financieros" de forma aislada, todas las actividades comerciales que afectan a la sociedad se presentan en una vista conjunta y los efectos se expresan en unidades comunes.

Los factores de valor varían según el caso de uso específico. Los usuarios determinan estos factores basándose en sus necesidades, comenzando con la toma de decisiones internas y la presentación de informes de gestión, y expandiéndose a áreas como la presentación de informes externos y la selección de acciones.

 

LA EVOLUCIÓN DEL IMPACTO EN LAS DIMENSIONES ESG

E - Medioambiental: Abarca la medición y valoración del impacto de las actividades empresariales en el entorno natural. Incluye el uso de recursos, emisiones de carbono, gestión de residuos y biodiversidad. Herramientas como NCMA permiten evaluar el costo ambiental y tomar decisiones para reducir la huella ecológica.

S - Social: Se centra en el impacto de las actividades empresariales en comunidades y personas, como salud y seguridad laboral, diversidad e inclusión, y el impacto en comunidades locales. Las metodologías buscan cuantificar en términos monetarios los beneficios y costos sociales, mejorando las prácticas laborales y comunitarias.

G - Gobernanza: Evalúa prácticas de gestión y supervisión, incluyendo transparencia, ética empresarial y responsabilidad corporativa. Las metodologías aseguran la adopción de prácticas de gobernanza responsables y sostenibles, reflejando el impacto de las decisiones en la sostenibilidad a largo plazo.

Puedes leer el estudio completo aquí.